portada.jpg

En los pequeños actos cotidianos residen las contradicciones del mundo actual. Gestos y pensamientos -en el hogar, en el trabajo, en la vida social- que tienen un trasfondo en el que a menudo no se repara. Los microrrelatos de este volumen juegan con las palabras y otros recursos estilísticos para mostrarnos cómo subyace, bajo un manto de normalidad, la realidad de la condición humana. En la primera parte predominan la perplejidad, la inquietud e incluso el surrealismo. En la segunda quedan retratadas las relaciones interpersonales. En la tercera, las “nimiedades” constituyen la guinda de la brevedad. 

 

"Demuestre que es humano", nos piden a veces las computadoras. ¿Y nosotros, se lo pedimos a nuestros congéneres?

Contacto Libros del Aire: editoriallibrosdelaire@gmail.com

Puntos de venta

PROMO DE PABLO.jpg

Su imaginario y su potencia estilística son los de costumbre: el mundo es complejo, difuso y caótico, pero él lenguaje es terso, preciso y a veces incluso poético, sin irse nunca por las ramas. También el tiempo, los personajes y los espacios resultan familiares: todos luchan inútilmente contra el destino, contra el azar, que no siempre hace bien las cosas, como podría parecer. La obstinación por entender pese a la perplejidad de los narradores y los narrados es propia de una mente científica. Beatriz es psicóloga, además de cineasta y narradora, y hace años además era teclista en grupos de música pop. Seguro que está acostumbrada a escuchar cosas raras, seguro que intenta corregir conductas imposibles, seguro que nada humano le es ajeno. El motor narrativo más reiterado a lo largo del libro es el amor, a veces transformado en deseo, otras siguiendo el intrincado mecanismo de la atracción.

Hilario J. Rodríguez

Beatriz Alonso Aranzábal en su "Demuestre que es humano (Me dijo una máquina)" juega, como es habitual en ella, con las palabras, los dobles sentidos, las estocadas, los mensajes cifrados, los explícitos... No se lee de un tirón, hace reflexionar, cada vez. Algo triste la primera parte, en las otras dos hay de todo. Contento de tenerlo y haberlo leído.

Alberto Molinas 

Un libro fresco con mucho humor y que muchas veces te obliga a pensar y reflexionar. Me ha gustado mucho.

                                          Adolfo M. Barranco Aparicio

Relatos como viñetas. Concisos y contundentes. No empachan y alimentan. Fresco y divertido.

Ángel Lirio

Los microrrelatos de Beatriz Alonso son TELA.

Paz Monserrat Revillo

Delicioso libro de relatos breves y muy breves; cada uno esconde un detalle, un guiño, una luz... que te invita a releer, a pensar, a sonreír... ¡Beatriz, te has vuelto a lucir!

"Mundo Aséptico"

Microrrelatos poéticos, reflexiones cotidianas, verdades reveladas… Mi 

enhorabuena Beatriz.

Ana Curra Fernández