Un lugar de encuentro para los amantes de las palabras, de la correspondencia, y de la comunicación sincera.

(Página Principal)

 

CARTAS IMPOSIBLES (el libro)

 

Este volumen reúne 45 cartas imposibles publicadas en CARTAS SIN SELLOS de 2002 a 2007. 

Cartas auténticas y conmovedoras. De amor y desamor, despedida, nostalgia y tristeza.

Clic en la foto para acceder a AMAZON  

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Siempre tuve una gran afición por la correspondencia: el papel de seda, los sobres de color pastel, pegar el sello pringando la lengua, buscar un buzón y convertir en irremediable el envío de la misiva. Sin embargo, con el paso de los años mi correspondencia fue languideciendo, el buzón no deparaba sorpresas y apenas se juntaban unas cuantas cartas al cabo del año. ¿Desaparecía la comunicación privada escrita? No, simplemente se canalizaba por un nuevo medio llamado Internet.

A través de Internet hemos descubierto que podemos hablar con desconocidos como si fueran amigos de toda la vida, y encontrar a personas perdidas en el tiempo y en la memoria; que podemos escribir sin tener editorial, y lectores sin haber publicado ni un solo libro. La comunicación se ha transformado a través de un nuevo medio inmenso e instantáneo.

Las cartas viajan ahora de otra manera. No necesitan sellos. Cuando decidí crear en el año 2000 Cartas Sin Sellos, un sitio en Internet dedicado exclusivamente a la correspondencia, no imaginé la enorme acogida que iba a tener. En poco tiempo, su buzón se fue llenando de cartas llegadas desde países de todo el mundo. Entre los años 2001 y 2009 publiqué más de 7000 cartas sinceras y sentidas, y así, las páginas de Cartas Sin Sellos se fueron poblando de fragmentos de vidas ajenas,  puestas a disposición de quienes buscan un consuelo, un desahogo o un rato de entretenimiento.

De entre todas sus secciones, la de Cartas Imposibles (“las cartas que nunca metimos en el buzón y sólo están escritas dentro de nosotros, cartas imaginarias que nunca serán leídas por su destinatario real”) ha sido la que más misivas ha recibido. Son cartas que reflejan el afán de expulsar lo callado, y que transmiten una emoción intensa que perdura con el paso del tiempo. 

Lo que he reunido en este volumen es una pequeña muestra de esas cartas imposibles publicadas en Cartas Sin Sellos. Hasta el año 2007 se enviaban a través de un formulario, por lo que muchas llegaban de forma anónima y con nombre falso, aunque muchos incluían un email de contacto. 

Las cartas aparecen tal y como fueron publicadas en Cartas Sin Sellos, es decir, corregidas por mí en ortografía y puntuación cuando fue necesario. La fecha que aparece es la del día de su publicación, el título es el que puse en aquel momento (respetando a quienes las enviaron tituladas), y están ordenadas por “temas” según mi criterio.

Desde aquí deseo agradecer a todas esas personas que con sus cartas y sus palabras lograron convertir Cartas Sin Sellos en un lugar de emoción y calidad. Gracias por vuestra generosidad y apoyo durante todo este tiempo.

Beatriz Alonso Aranzábal

ÍNDICE

 El mundo está lleno de palabras que nunca se han pronunciado, viven ocultas y adoptan la forma de una carta imposible. Su tinta es invisible  y está compuesta de sentimientos encontrados.

I. BRIZNAS DE POLVO 

(Cartas de amor no correspondido)

1. UN JARDÍN DE NOMEOLVIDES

2. ME QUEDÉ, ENTRE LAS NIEVES

3. ME REENCONTRÉ CON TUS OJOS

4. NO ENTIENDO CÓMO PASÓ

5. POR QUÉ NO SALÍ DEL COCHE

II. CARICIAS LÉXICAS 

(Cartas de amor)

6. POSTAL SOBRE TU ESPALDA

7. HACE DOS SEMANAS YA DE AQUEL DÍA

8. LA EUFORIA DE SABERTE MÍO

9. SUEÑO DE UNA MANO ELÁSTICA

10. VEN

11. HUGO, AMOR DE MI VIDA

12. SIN TI NO HAY VIDA SINO ESPERA

III. TIERRA BALDÍA 

(Cartas de desamor)

13. CARTA AL PIE DEL ANOCHECER

14. HE CAÍDO Y NO ESTABAS

15. EN DEFINITIVA

16. ÁSPERAS PALABRAS

17. YA NO ES CASA, ES PANTEÓN

18. IMAGINO TANTAS COSAS

19. CADA DÍA ESTOY EN LAS NUBES Y EN EL INFIERNO

20. TU SOMBRA ES DEMASIADO LARGA

21. QUÉ GRANDE LA COBARDÍA Y QUÉ PEQUEÑO EL AMOR

22. YA NO TE ESPERO

IV. HASTA NUNCA 

(Cartas de despedida)

23. ALEJARNOS DEFINITIVAMENTE

24. ADIÓS, MI QUERIDO ESPOSO

25. DESPEDIDA

26. TU JAULA DE FLORES

27. PORQUE ASI LO QUISE

V. ALMÍBAR 

(Cartas de nostalgia)

28. MUSA DE OTRO TIEMPO

29. COMO SI EL TIEMPO SE HUBIERA REGRESADO

30. TE QUISE DE UN MODO DEMENCIAL

31. PARA W.

32. NUNCA HE VUELTO A ESCRIBIR CARTAS DE AMOR

33. LAS SOMBRAS DEL SALÓN DE MI CASA

34. TAN TERRENAL Y PEDESTRE

35. TU AUSENCIA

36. LAS PALABRAS QUE JAMÁS FUERON VISTAS

37. A MARI LA ANDALUZA

38. CARTA A UN AMIGO

39. CARTA A LAURA

VI. SUJETOS PERDIDOS

 (Cartas tristes)

40. FINGIR SÓLO PASIÓN

41. ESTA POQUITA COSA

42. NO HAY AMOR EN MÍ

43. YA SE FUERON

44. NO TE ENTIENDO, MAMI

45. CARTA A MÍ

 

introducción a los capítulos

 

CAPITULO I - BRIZNAS DE POLVO

Cada día caminan millones de personas que no saben que son amadas. Hacen su vida normal, cumplen con su trabajo, ignorando que en ellas depositan sus sentimientos otras personas que también hacen su vida normal y cumplen con su trabajo.

Porque a menudo los sentimientos amorosos emprenden viajes sin haber sido invitados. Y como briznas de polvo se posan sobre la piel del ser amado y permanecen adheridas a su mera existencia, sin obtener nada a cambio.

Son los amores no correspondidos: viven del aire y se resisten a morir. 

 

CAPITULO II - CARICIAS LÉXICAS

¿Qué invisible gatillo dispara los sentimientos amorosos? Una mirada, un verbo, una coincidencia, un sobresalto. Da igual. Una vez que se disparan, emprenden fogosos un viaje intrépido.

Y durante ese viaje íntimo, breve o largo que sea, brotan alegremente palabras que se trenzan en cadenetas que envuelven al ser amado, y lo cubren de caricias léxicas, de bufandas y pañuelos cargados de electricidad.

Sin embargo, los destinatarios de este torrente de escalofríos permanecen ajenos a tanta pasión. Porque esas palabras no se envían nunca: se quedan en el buzón de la mirada.  

 

CAPITULO III - TIERRA BALDÍA

 El desbocado viaje de los sentimientos amorosos va llegando a su fin sin apenas darse cuenta: bruscamente, descubren que pisan un terreno pantanoso, sombrío y desconocido. Nada que ver con lo que tanto se había soñado...

Porque el amor va, pero vuelve solo. No encuentra lo único que pide: correspondencia. En realidad, no pide nada. En realidad, sólo espera. Y se cansa (tarde) de esperar.

Es entonces cuando planea la sombra de la ruptura, ensombreciendo el presente. Y el desamor se empieza a oler, con su insoportable tufo. En una tierra baldía.

 

CAPITULO IV - HASTA NUNCA

Las palabras se cargan de tristeza. Ha llegado el fin. Ha llegado el momento de la ruptura. ¿Pero cómo se dice adiós? ¿En una servilleta de papel, en un post-it, en una carta? ¿Por teléfono, fax o telegrama? ¿Con violines, con licores, con bombones, con cañones?

Todas las palabras están de más.

Por eso las despedidas suelen quedar escritas con trazos firmes, extenuados, y se conservan en una lata herméticamente cerrada. 

 

CAPITULO V - ALMÍBAR

Pasado el tiempo, al evocar un amor antiguo la memoria se carga de momentos dulces y la boca se llena de almíbar. Sobre todo cuando el presente muestra su cara más gris.

Como un opiáceo, la nostalgia produce un placer tan intenso como efímero. En la añoranza sólo caben los recuerdos positivos, y lo negativo queda borrado para siempre.

Y a ese recuerdo se le escribe con un regocijo secreto, imposible de compartir, convertido en una pieza más de la propia existencia.

 

CAPITULO VI - SUJETOS PERDIDOS

A veces los sentimientos se encuentran desprotegidos, tiritando en algún estante de objetos perdidos, sabiendo que nadie los va a reclamar. Y desprenden un fluido triste y viscoso, que empapa cada frase que se musita.

Porque hay relaciones que llevan marcada la huella de la tristeza: cuando decir “te quiero” está prohibido, cuando ocupar un segundo plano es el único lugar posible.

O simplemente porque la soledad tiñe las cartas de desesperanza.

(textos de Beatriz Alonso Aranzábal)

 

 

 

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS TEXTOS.

Copyright © 2000-2013 [B. A. A.]. Reservados todos los derechos.

 

(Página Principal)

Página diseñada y realizada por Beatriz Alonso Aranzábal