Un lugar de encuentro para los amantes de las palabras, de la correspondencia, y de la comunicación sincera.

(Página Principal)

 

Cartas Imposibles 2013

Cartas 2007

Este espacio está reservado a esas cartas que nunca metimos en el buzón, y que sólo están escritas dentro de nosotros. Cartas imaginarias que han existido siempre en  nuestro archivo mental, pero que nunca serán leídas por su destinatario: un amigo, un enemigo, un amor, un desamor, un familiar, un amante, un desconocido, un compañero...

 

YA PUEDES COMPRAR EL LIBRO CON LAS MEJORES CARTAS DE AMOR Y DESAMOR, TRISTEZA, NOSTALGIA Y DESPEDIDA. CLIC AQUÍ PARA SABER MÁS.

O DIRECTAMENTE HAZ CLIC EN EL LIBRO

 

 

 

ÍNDICE BUZÓN
 

Cartas Imposibles de 2013/1 

 

Clara, 36 años, Chile 

22 de mayo de 2013

INCLUSO ENTORPECES MIS ACCIONES MÁS SIMPLES

                           16 de mayo del 2013

Hola qué tal,  quizás jamás leas esta carta. No sabes la alegría que sentí al encontrar esta pagina, poder decir todo lo que siento y pienso por ti y jamás nadie lo sabrá…

Llevo 8 años trabajando en este municipio, he pasado tanto, he llorado por injusticias, por malos tratos y por ti; también reconozco que así como he llorado muchas veces he reído… es increíble todo lo que tú en mí ocasionas. Sabes después del padre de mi hijo no pensé que podría volver a sentir mariposas en la guata, escalofríos cuando viera a alguien que cautivara mi atención, de eso ya van 16 años.

Siento que te amo desde hace mucho, siento que muero por ti desde hace años, tengo tu foto pegada frente de mi cama solo para ser tú a quien yo mire antes de dormir y al despertar, tengo en mi celular una canción para recordar la vez que me besaste, ya hace mas de 1 año,  aunque luego te rechacé  y hasta hoy lo hago, aún así siempre veo esa foto para recordar lo que siento por ti.

            Me encantas, me vuelves loca, incluso entorpeces mis acciones mas simples, mis palabras mas comunes, por ti me vuelvo una torpe, solo te veo y ya todo en mi cambia, alegras mis días aunque a veces son oscuros y desesperantes, pero te veo aparecer en alguna ceremonia y todo parece mejorar.

            Sé que jamás lo sabrás porque como dicen mis amigas tú no eres para mi,  solo sufriría y aun cuando juegas a ser un galán conmigo, y das miradas que derriten todo en mi y a veces me escribes cosas insinuantes, sé que tendré que mostrarme siempre firme e indiferente, pese a todo lo maravilloso que provocas en mi alma y en mi cuerpo, tengo claro que me usarías y luego me dejarías como lo haces con todas, tengo claro que eres mi perdición, aunque a veces me gusta soñar si yo me ganara tu alma, si yo terminara siendo la dueña de tu corazón, si lograra hacerte cambiar…. Aunque se que nadie cambia,  pero soñar es gratis y casi un premio.

            Te amo, te amo, te amo, te amo de verdad, te amo con el corazón, eres tan importante para mí, eres mi jefe, eres mi autoridad máxima…. Eres casi mi vida, mis sueños, mi realidad y mi irrealidad, eso eres, todos los días en silencio y mis pensamientos.

            Aunque nadie crea en ti, aunque todos vean miles de defectos en ti, se que de tras de ese hombre rudo, egoísta muchas veces y un estratega maquiavélico, se esconde en esencia un ser maravilloso que pocos son capaces de entender.

Siempre tu servicial funcionaria

Clara

 

 

Inés, 30 años, Barcelona, España 

12 de mayo de 2013

UN DÍA DESPERTÉ CON UN ANILLO EN EL DEDO

Con estas líneas sello mi adiós.

Cuando te vi por primera vez fue como si la energía de todo el universo recorriera mi ser y me hiciera vibrar de felicidad y emoción, como un niño cuando recibe una golosina, asi fue lo que sentí al verte, vi en tus ojos la gran necesidad de afecto y amor, vi la carencia de estabilidad...  y aun asi vi que tenías algo tan especial, como ese corazón tan grande y lastimado que percibí... Entonces creció la necesidad de querer hacerte feliz y borrar esas heridas de tu ser, hacer que sonrieras por mi causa, que vibraras como yo lo hacia por ti. Poco a poco me di cuenta que te amaba y que realmente me había enganchado a ti. Han pasado acontecimientos de todos los colores, ha llovido mucho en nuestro tiempo.

Un dia desperté con un anillo en el dedo y me asusté, lo primero que hice fue preguntarme, ¿soy feliz? te vi dormir a mi lado y mi respuesta fue que si, por que estaba con el hombre que amaba, aun con sus defectos y virtudes.

Entonces di gracias a la vida por haberme brindado y regalado momentos de felicidad, de emociones, de dolor, de gratitud, de alegria y de esperanzas al lado tuyo. Aunque sabia que realmente no estabas curado de tu pasado, aun tenias el corazón roto y manchado, aun asi insistía y luchaba cada dia hasta hoy, por hacerte olvidar el daño que un dia te causaron y la herida tan profunda que tenias, quería ser yo la q te daba esa paz, esa estabilidad, esa carencia de amor y afectividad que tanto gritabas en silencio por que desapareciera.

Me vienen muchos recuerdos a la mente, tu mirada, tu sonrisa, tus besos, tus caricias, tus lagrimas, tus abrazos, tu amor por mi, las veces que nos hemos reido, hemos llorado, hemos hecho el amor, las tonterias que hemos aprendido uno del otro, como: ¿tú me quieres? ¡dímelo! ¡quiéreme! o cuando corrías por que no te tocara...

Cuando nos emborrachábamos y al dia siguiente estabas durmiendo a mi lado, a pesar de todo estábamos juntos...

El dia que me casé contigo, lloré tanto de felicidad mientras dormias, te contemplaba y a pesar de los altibajos que tuvimos, era enormemente feliz. Daba gracias a Dios por permitirme ser la afortunada de tenerte a mi lado y para siempre, no lo podia creer, era como un sueño. Entonces el tiempo ha ido transcurriendo y vinieron acontecimientos buenos y malos, aun asi he persistido firme y fuerte a mi gran amor por ti.

El dia que supe que iba a ser madre, lloré y me invadió un sentimiento de pánico, al no saber si realmente lo iba a hacer bien, pero supongo que era normal, al momento te mire y me tranquilice por que sabia que contigo lo hariamos bien, ser unos padrazos juntos, dar el amor y cariño que nosotros no hemos recibido, dar todo lo mejor de nosotros por un ser que ni siquiera habiamos visto ni conocido, desde ese mismo momento amé a mi pequeña, te ame mas a ti por darme la dicha de ser madre y por regalarme algo que tendré para toda la vida.

El dia que nació y os vi a los dos supe que estaría todo bien, que la familia que no pude tener en mi vida, sí existía, y érais vosotros, un trocito de los dos tú y yo, que lucharia por mantenernos unidos.

Desgraciadamente el mundo esta lleno de tentaciones y somos débiles ante ellas, no valoramos el presente para vivir en armonia, paz y felicidad.

Me quedo con lo bonito y con los buenos momentos que pasamos y el gran regalo que la vida nos ha dado, una princesa... nuestra hija, ese trocito que nos necesita, que nos amara sin condiciones, con nuestros defectos y virtudes, como nosotros amamos a nuestros padres, aun siendo como son...

Esta es una experiencia mas de la vida, es una etapa mas que hemos y tenemos que vivir, con dolor y felicidad hay q pasarla, ahora suelto y te dejo marchar para que seas feliz y libre, asi como tanto lo has deseado, cuidado con lo q deseas, por que todo se cumple...

Rezaré mucho por ti, por q ue necesitaras fuerzas y animos como yo, para sonreirle a la vida y reirte de las adversidades, rezare para que sientas paz y tranquilidad en esta ruptura...

Rezaré para que encuentres tu camino y seas un padre excepcional, porque estoy segura de que habran momentos de rabia, de impotencia, de rencor hacia mi, pero todo estara como tiene q estar, cada uno por su camino pero a la  vez juntos por la lucha de este ser precioso, nuestra niña.

Suelto este sentimiento y esta amargura que me ha atormentado durante todo este tiempo, suelto ese dolor por tu ausencia y desprecio, suelto la rabia e impotencia por no poder tenerte para siempre a mi lado...

Solo espero que a partir de ahora no haya humillación ni falta de respeto por ambos lados, respeto tu decisión y te suelto como union...

Sé feliz y ama lo que tienes, lo que tenemos ahora mañana no podria estar.

Disfruta cada segundo y cada respirar por que por lo menos tenemos vida, aun con las tinieblas...

Gracias por todo este tiempo ha sido una experiencia, una lección y un aprendizaje...

Adiós

Ines J.

 

Raymond, 25 años, Bariloche, Argentina 

11 de abril de 2013

MI OPCIÓN ERES TÚ

"Mi opción eres tú."

Camila mi amor, aun recuerdo esa manera tuya de mirarme sin querer hacerlo, de estar junto a mí, de hablarme y de besarme, solo para recordar que aun le das vuelta a mi corazón. Porque sabes que al momento de querer tenerme me tienes corriendo hacia ti, después de todo dicen que el pasado, pasado es, aunque tú muy bien sabes que para mí siempre serás mi presente.

Tu fotos las veo a diario en facebook, puedo ver tu sonrisa y ella me hace pensar en todos esos bellos momentos que vivimos juntos.

Teníamos según yo, la más hermosa y bella historia de amor. Conocí a la mujer de mis sueños a la que siempre había soñado.

Te consta que hice hasta lo imposible por estar contigo e ir a verte, por compartir contigo solo unas horas recorría grandes distancias, que para mi valían la pena.

No sabes todo el daño que me han hecho tus palabras y tu orgullo por una cosa que a mi punto de vista no es el fin del mundo, no deberías reaccionar así conmigo que he tratado de darte lo mejor de mi, me duele mucho, no he podido dormir, no paro de llorar, quisiera que todo esto que está pasando no fuera real.

¿Alguna vez sentiste que tú también te engañaste con todo lo que ocurrió?

Sé que jamás me dirás lo que pasó por tu mente.

Sabes no precisamente faltaba algo a nuestra relación, tu eres perfecta y sé que yo lo soy para ti y que nos amábamos mucho, que nos llevábamos de las mil maravillas, así como se llevan dos amigos los cuales se estiman y se tienen mucho cariño.

Me pides tiempo y te lo entrego, pero en ese tiempo me esfuerzo y lucho por este amor que te tengo, por un lado; porque no lo quiero dejar morir y por otro quiero que veas cuanto te quiero y cuán importante eres tu y el hijo para mí.

Solo recuerda que te quiero y te amo mucho, hasta pronto.

 

Ángel, 19 años, Mazatlán, Sinaloa, México 

27 de marzo de 2013

COMO LA LLEGADA DE UN NUEVO AÑO

Escribo esto con el corazón y con la esperanza que algún día lo veas y encuentres las respuestas a las preguntas que nunca supe explicar.

El día que te conocí aquel día de febrero, fue lo más hermoso que jamás recuerdo que me haya pasado, es como que si mi mente y mi corazón por fin se hayan puesto de acuerdo, fue como la llegada del año nuevo a mí, nada más eras tú la que me hacía vivir en ese momento, nada más importo solamente tú, con tu sonrisa... Es realmente asombroso cómo alguien puede llegar a tu vida y cambiarlo completamente todo, jamás había creído en esa frase, cómo es que con tu mirar cambias el pensar de la gente... debes de ser un ángel, un ángel del amor. 

Lamentablemente el ángel de amor no se enamora y por eso es que estoy aquí contando nuestra historia más allá de ti, es mío lo que siento por ti, si supieras lo que realmente siento a tu persona creo que no me verías así como un amigo. Aunque por una parte es maravilloso estar allí para ti en las buenas y en las malas pero me duele tanto estar para ti en las malas, me duele pensar el tan solo verte llorar por otra persona a la que no le pierdes el interés ni aunque el vaya a beber. Si tal vez esa persona me pasara la formula, para encontrar la manera en la que me veas así como a él, que cada vez que me veas correr hacia a mi, que un abrazo sea el encuentro de amor en el que sellemos una carta de amor, para leerla para toda la vida.

La segunda vez que te vi. Por dios que no solo fue eso, fue como si algo se apoderada de mi y no sintiera nada al verte era una parálisis temporal, no podía pensar ni siquiera tenía cabeza para decir un hola, esa vez descubrí que había perdido la batalla contra el amor y tú estabas a su favor, ese día comprendí que no había mas chicas a las cuales seguir que había comprendido que no tenia sentido nada sin ti y en ese justo momento me preguntaba ¿cómo demonios había podido estar tanto tiempo sin ti?, ¿cómo podía fingir tan bien que estaba de maravilla si jamás había conocido la maravilla?, ¿cómo podía extrañar al sol si jamás había salido de las sombras? Preguntas que aun sigo sin contestar pero no me interesa ninguna respuesta porque antes que tú había un yo y ahora solamente pienso en un nosotros. quisiera decir te amo pero como podría saber si es amor, como podría saber que es eso como es. Solamente sé que te necesito a mi lado para verte sonreír a mi lado en mis brazos. Vaya Lola, que me has entorpecido.

 

 

Fernando, 22 años, Tarancón, España 

18 de febrero de 2013

EN ALAMBRE DE ESPINO

Quiero dejar de llorar. Ya no puedo sin ti, siento que me muero cada instante. Te perdí por pensar que te tenia, por ser un egoísta y no pensar en ti y lo que necesitabas.

Noche tras noche, cuando estoy solo, me acuerdo de ti, de todo lo que sé de ti, y lo que he pasado contigo y lloro, porque ya no estás conmigo, porque te echo tantísimo de menos que me quiero desvanecer, desaparecer. Y sólo de pensar que tú no quieres nada es como si de pronto enrollasen mi corazón en kilómetros de alambre de espino.

Solo estoy contigo en sueños y cuando despierto me siento desorientado porque no se que es realidad y que es el sueño. No se si estoy durmiendo en la pesadilla y mi vida es el sueño. Me derrumbo mientras escribo...

Nunca amaré a nadie como te amo a ti... lo siento.

 

Rosilla, 42 años, DF, México 

1 de febrero de 2013

PASARON YA LOS AÑOS

Desde lo más profundo de mi corazón siento este amor arder con dolor, lamentablemente un amor no debe doler, no debe ser así, debe ser tranquilidad, seguridad y felicidad para ambos, tener un reflejo de mí en  tu ser y no es así. Nuestro amor era grande y verdadero, pudo más que los obstáculos que enfrentamos y recuerdo con mucha nostalgia la felicidad que sentía el día que nos casamos.

Pasaron ya los años, desde nuestra juventud a esta edad madura, pasaron muchas cosas bellas, pero nuestros sueños jamás se realizaron, sé que no fue tu culpa, tampoco la mía, fue este destino que nos dejó sin hijos y que eran los más deseados.

Me quedé con las manos vacías callando este dolor en mi pecho para no lastimarte aún más, pues tu hombría te ha pegado y ya se ha manifestado. Formamos una pareja que se aferró a su hogar y a vivir en soledad, disfrutando de amigos, de personas queridas, pero nosotros alejados día a día cada vez más.

Este es el momento más doloroso de mi vida, tener que decidir, pues no se puede seguir así, sola, y en compañía es más dolor, aferrarme a ti era mi única salvación, ahora comprendo que vivir cuando el amor se extinguió, es aumentar día a día este dolor.

Siempre estarás en mi corazón en un lugar especial, agradecerte todo lo vivido es ya lo único que puedo darte, bendiciones y buenos deseos para que tu nuevo camino sea placentero. 

No olvides que tenemos ángeles en el cielo (nuestros hijos que no nacieron ) y que si nos duele separarnos también nos duele estar juntos, lo que nos quede por vivir que sea de bien para ambos.

 

María, 25 años, Bogotá, Colombia 

31 de enero de 2013

¿MADRE, ALICE O FELICIDAD?

¿Madre, Alice o felicidad?

Y a pesar de tanto tiempo todavía te busco al mirarme en el espejo.

Busco en mi reflejo algo que me demuestre que vale la pena, que no pierdo mi tiempo, que estarás conmigo aunque no pueda hablarte, aunque no pueda tocarte.

Vivo tocando puertas para encontrarte, abriéndolas y cruzándolas para conseguir el triunfo de eso que en un momento anhelé y que ahora parece desvanecerse.

Y ahora pienso que fue absurdo pensar que en otros brazos, en otras mentes, en otros cuerpos lo podía encontrar. Pero no es así.

¿Dónde estás? Todavía te sigo buscando, te busco y no consigo encontrarte.

¿Dónde te escondes? Eres tan esquiva que por todos los medios lo he intentado y no lo consigo.

Te necesito, te necesito en este instante más que nunca. Nunca, jamás pensé que esto volvería a mí. Mi memoria es tan mala o tan selectiva que no logro recordar la primera vez que me sentí así. Pienso en antes de ti, y es imposible recordar el mundo. Tu que estuviste demasiado poco tiempo en mi vida, ¡se supone deberías estar en mi memoria!

Y así me sumerjo una vez más en el mar de cobijas que alguna vez fue reconfortante para mí, alguna vez encontré la calma en ellas para el dolor sufrido por tu partida. Sé que si me vieras en este instante, sin duda tendrías alguna palabra de aliento para mi espíritu, tendrías un gesto que me devolvería la esperanza  (Chiquitita tell me what's wrong...)

mariarunningout@gmail.com

 

Daniel, 30 años, Tijuana, México 

31 de enero de 2013

CÓMO DEJARTE IR

Cómo dejarte ir.

Un día sin querer, por accidente llegaste a mi vida, en su momento no lo supe realmente, pero entraste en mi corazón tan fuerte,
que hasta el momento no he podido sacarte de ahí dentro, nuestros caminos estuvieron tan cerca, nuestros caminos trazaron una historia, y esa historia la encuentro tan perdida como los mitos de antaño, no he podido dejarte ir, porque mi corazón tonto solitario te abraza cada vez mas fuerte, porque mi corazón no es más que un corazón en un pecho descobijado. Quisiera dejarte ir de una vez, quisiera decir que no mas te he recordado, que no mas te he llevado a mi pensamiento a propósito, y que no mas caigo en lo profundo de tu mirada al verte sonreír... es difícil olvidarte cuanto te tengo tan cerca,

Muchas veces he buscado otro camino, besado otros labios, y me he engañado a mí mismo, me he mentido descaradamente, y tal vez soy un tonto aferrado, un necio ciego y abnegado, que por mas claras sean las respuestas, sigo ahí embobado, no importa cuantas palabras conjugue, no importa cuantas veces te las diga al oído, tú no eres para mí, me ignoras, me humillas, y te burlas de mi, después me abrazas y no me dejas ir, te encelas, y haces dramas, y luego me haces a un lado sin dar explicación, ¿acaso caímos en un juego? Acaso nuestro amor se ha vuelto enfermo,
me dices te quiero como amigo nada mas, pero al dar la vuelta lloras y no me dejas caminar, me platicas de tus sueños, y en ellos siempre estamos juntos, ya no te comprendo mas, ya no se que es lo que pasa.

Ya no sé cómo dejarte ir, he tratado de tantas formas, y mas sin embargo sigo aqui, con la tonta y necia esperanza, de estemos juntos y nunca me dejes ir.

Hay tantas cosas que quisiera decirle, ya son tantos años que la he esperado, y un dia me dice si, y al otro dia no lo recuerda, no se si no le guste, no se si no me ame, ya no sé nada, y por esperarla he perdido el amor, tal vez he dejado ir al verdadero amor esperandola... Vaya, que soy un tonto.

dark_eurok@hotmail.com

 

 

Anónimo, 24 años, Madrid, España 

31 de enero de 2013

EN SILENCIO

EN SILENCIO

Últimamente no me entiendo a mi misma.  No se si lo que siento es producto de mi imaginación, y  lo que es peor, ya no se si lo sentido durante toda mi vida ha sido real alguna vez.  No entiendo porque me "obsesiono" con chicos inalcanzables, o difíciles, dicho de otra manera.  Si porque de verdad me gustan, o porque con la excusa de que son difíciles no intento nada y me quedo en la zona segura, donde solo observo  y me imagino lo perfecto que sería nuestra relación. 

Ha sido así durante toda mi vida, nunca me he atrevido a mostrar nada a ningún chico.  Siempre me he enamorado y desenamorado en silencio.  Y cuando he tenido algo con un chico, algo real, no ha funcionado.  Lo peor es que me da la sensación que no me he dejado llevar, quizás por miedo, quizás por que no sentía tanto.  Odio pensar que me he obligado a sentir algo.

Ahora ha aparecido el.  Tiene muchos puntos en común conmigo, me trata bien, le gusto, me gusta, o eso creo.  ¿Será por miedo que no me dejo llevar?  ¿Que no me dejo sentir nada más? ¿O realmente me estoy obligando a sentir algo?  Ojala supiera la respuesta.  Porque estoy cansada de no entenderme, de estar presa en las encrucijadas de mi mente, que ni yo misma entiendo.

Ayer te vi, y me volviste el mundo del revés.  Odio buscarte cuando voy andando por al calle, odio querer pasar por delante de tu casa, odio que mi estómago de un vuelco cuando te veo, odio sentirme viva cuando me saludas, odio sentirme triste cuando no te veo, o nuestro saludo no es como esperaba.  ¿Porqué se tuvieron que cruzar nuestras miradas ese día en el desfile? ¿Realmente me miraste durante esos segundos, o fue todo imaginación mía?  Tengo grabados en mi mente todos los momentos en los que nos hemos visto desde ese día, hace dos años.  Todos los saludos amables, los saludos fugaces, todas las miradas.  Es curioso como alguien que hasta entonces había pasado desapercibido para ti de repente deja de ser invisible.  Te conozco de toda la vida, fuiste a mi misma escuela, estuviste en mi clase durante un año, somos casi vecinos.  Pero hasta ese día de julio, nunca había pensado en ti. 

Aún así, una voz en mi cabeza, la sensata, la realista, me recuerda que en el instituto no fuiste precisamente un santo con una de mis mejores amigas.  No se si lo hiciste por maldad, rebeldía, la tontería de la edad, para mantener tu estatus social, por seguir a tus amigos... Puede que te sientas culpable y sientas arrepentimiento, puede que no.  Solo se que te metiste con ella, que le hiciste mucho daño.  Y eso no lo puedo olvidar.  Y se que ella tampoco lo ha olvidado.

Cuando me voy a la ciudad para seguir con mi rutina diaria, mi vida, te olvido.  Otros chicos y problemas entran en mi cabeza.  Pero entonces, vuelvo a mi pueblo, te veo, y siento todo esta maraña de sentimientos, que adoro y odio a la vez. 

Pero mis amigas son como mis hermanas, y siempre estarán antes que cualquier hombre.  Por eso no puedo decirle a nadie lo que siento cuando te veo.  Porque nunca funcionaría algo entre nosotros.  Somos demasiado diferentes, demasiados obstáculos.  Y en el mundo real, las historias de amor imposibles no salen bien.

Espero algún día leer esta carta y no sentir esperanzas, tristeza, rabia, confusión dentro de mí.  Eso significará que te habré olvidado por completo.  Mientras tanto seguiré intentando ignorar el vuelco de mi corazón cuando te veo, la infinidad de veces que mi cabeza repasa nuestros "encuentros".  Y habrá aceptado que tal vez, todo este solo en mi cabeza, y sea invisible para ti, como tu lo eras hasta ese día de julio. 

 

María, 25 años, Bogotá, Colombia 

31 de enero de 2013

PRÍNCIPE GRIS

Principe gris

Siento mi corazón libre de todo peso, es liviano, ligero, alegre e interesante. Un corazón limpio listo para ser usado de la mejor manera. Y como la música, siento el ritmo de tus miradas en mi. Como una tonada alegre, siento que al verte mis piernas tiemblan, mis ojos se conectan con los tuyos y una sonrisa sale de repente como jalada por un impulso nervioso.

Me encantas, me fascinas, me motivas, me elevas, me desconciertas. Eres como un enigma maligno. Como un tumor aún no diagnosticado.

Ilusionada como antes, por una imagen absurda de tenerte entre mis brazos, ¿hasta dónde he llegado por amor?

Qué locura fue enamorarme de ti, qué locura por supuesto porque ajena a lo que piensas y sientes, lo concreto y real pesa demasiado como para que lo que espero prospere. Y entonces debo asumir tu indiferencia ocasional, y tu interés repentino, e incluso tus celos encapsulados en musicales encuentros.

Tu nombre resuena en mis oídos en las noches antes de dormir, y en las mañanas con una canción y tu sonrisa. Qué locura, qué locura, ¡qué locura! Estar escribiéndote me hace sentir mejor y peor, antes lo he hecho pero nunca me sentí así. Tan feliz y tan decepcionada al mismo tiempo.

mariarunningout@gmail.com

 

CARTAS DE 2012

CARTAS DE 2011 

 

¿Quieres enviar una carta? 

Haz clic en el buzón y lee las recomendaciones. 

 

 

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS TEXTOS.

Copyright © 2000-2014 [B. A. A.]. Reservados todos los derechos.

 

(Página Principal)

Página diseñada y realizada por Beatriz Alonso Aranzábal